Invención del Ferrocarril

Invención del Ferrocarril

 

Invención del Ferrocarril

La aparición del tren, tal como hoy lo conocemos surge tras la unión de varios avances técnicos que una vez puestos en común dan lugar a un medio de transporte eficiente. Sin duda el avance que más influencia ejerció en la creación del ferrocarril como sistema fue la máquina de vapor.

También es importante recalcar la influencia de la moderna metalurgia en el desarrollo del ferrocarril, ya que sin los nuevos metales, y sobre todo los procesos para la obtención de acero en grandes cantidades, nunca se hubiera podido desarrollar un medio de transporte que necesitó del hierro y del acero para su desarrollo.

La minería es considerada como una actividad determinante en el nacimiento del ferrocarril, ya que los mineros fueron los primeros en realizar vías, tal y como nosotros las conocemos. En la minería de finales de la Edad Media ya se conocían las ventajas del ferrocarril para facilitar el transporte del mineral en vagonetas.

La minería del carbón llegó a ser una de las actividades más importantes de un país concreto, Gran Bretaña. Sus ingenieros e inventores son los grandes protagonistas del desarrollo de los primeros ferrocarriles.

El primer paso en la evolución del moderno ferrocarril es la transformación de los rudimentarios materiales empleados en su construcción, en este caso la aplicación del metal en la construcción, tanto de las vías, como de las ruedas. El primer material utilizado fue el hierro colado. , de este material fue hecha la primera vía metálica de la que se tiene constancia.

Un nuevo avance en la ciencia o la técnica ocurre con la invención de la máquina de vapor, la cual se convertiría en auténtico motor de la Revolución Industrial. La máquina de vapor surge como una necesidad primero en las explotaciones de carbón para extraer el agua que inunda los túneles.

El definitivo despegue del ferrocarril como medio de transporte se inicia en 1825 con la puesta en funcionamiento de la primera línea pública de ferrocarril del mundo, la cual es inaugurada por ROBERT STEPHENSON con la máquina Locomoción, que es capaz de arrastrar un convoy de 70 toneladas de peso a unos 10 kilómetros por hora. STEPHENSON dotado de gran talento e inventiva reparaba y mejoraba máquinas defectuosas. Así nació en su mente la idea de construir una locomotora, lo que hizo que se le considerase como un iluso.

La década de los Treinta significará para el ferrocarril su consolidación como medio de transporte. En Gran Bretaña, cuna del tren, se inaugura en 1830 la primera línea exclusiva para el paso de trenes, la Liverpool- Manchester, de algo más de 40 kilómetros de longitud. De esta forma, se generaliza la construcción de túneles, viaductos, puentes metálicos y la obra cumbre a la que identificará de cara al público el nuevo transporte las grandes estaciones.

Políticos, hombres de negocios, ingenieros y militares se dan cuenta del potencial que el ferrocarril tiene para el desarrollo de sus países.

El vapor domina el transporte Mundial y aunque ya hacía algún tiempo que se trabajaba sobre locomotoras movidas por electricidad, aún se trata de una tecnología demasiado nueva.

La primera de las innovaciones a la que haremos mención es el freno. En los primeros tiempos de este medio de transporte el freno era muy rudimentario, y con el tiempo se introducen nuevos sistemas que implicaban la presencia de un vagón especial de freno ya que el resto del conjunto carecía de ellos. Será la aparición del freno neumático el que revolucionará la seguridad en el tren.

El otro gran avance será la entrada definitiva del acero en el ferrocarril. Los rieles fabricados en acero no solo eran más ligeros sino también más resistentes.

En 1879, el alemán Wemer Siemens presenta el primer prototipo de tren eléctrico realmente eficaz.

Las locomotoras crecen de tamaño y de peso y en este sentido las más grandes y pesadas, como era lógico, se producen en Estados Unidos. Dadas las peculiaridades del país. También en este país se introducen las locomotoras articuladas de gran número de ejes que permiten tomar curvas cerradas sin problemas a pesar de su tamaño.

La no-necesidad de vías electrificadas en la época en la que el vapor empieza a retroceder es posible por la aparición de otro tipo nuevo de locomotoras, las Diesel.

Los alemanes habían demostrado a principios del siglo su capacidad de desarrollo de las nuevas tecnologías en el ferrocarril y así ocurrirá también con la tecnología Diesel. En 1912 entra en servicio la primera Locomotora Diesel del mundo en este país.

En 1935 se presenta la locomotora Norteamericana General Motors de motor Diesel para producir electricidad del tipo 567 de 1.800 CV. Este tipo de locomotoras se extenderá ampliamente tras la Segunda Guerra Mundial en todo el Mundo.

También los años de transición del Vapor al Motor Eléctrico y Diesel son ricos en otro tipo de aportaciones, como la sustitución de las vías discontinúas fabricadas con tramos cortos de rieles por las continúas de rieles soldados que mejoraban la comodidad.

Uno de los países pioneros en la adaptación del tren a las nuevas necesidades, es Japón, que inaugura en 1963 el primer tren de alta velocidad del Mundo, sobre una línea de 515 kilómetros que une Tokio y Osaka.Se trata del famoso tren bala, capaz de lograr velocidades medias de 210 kilómetros por hora.

También es destacable la gran importancia que el ferrocarril ha logrado como medio de transporte de personas en las áreas de influencia de las grandes Ciudades. Se trata de un sistema barato, rápido y limpio.

Deja un comentario